[34° Mar del Plata Film Fest] Crítica ‘La muerte no existe y el amor tampoco’

Crítica por Federico Martín Vargas

Así como mencioné en algunas críticas de otras películas que el último Festival Internacional de Cine de Mar del Plata rendían homenajes a ciertas personas, también hubo una pequeña porción del gran pastel sobre películas que tratan la superación de la muerte de personas importantes para nuestros personajes principales. Y acá es donde el nuevo film de Fernando y compañía entra en acción.

Lidiar y superar una pérdida sobre una persona que amábamos mucho es uno de los retos más difíciles del ser humano. Y es un sentimiento que uno siente cuando lo vive en carne propia, sino es muy complicado poder entender como funciona alguien cuando atraviesa ese momento tan duro. Por ende, cuando se tiene que representar en la pantalla grande o chica, también es otro desafío, pero para La muerte no existe y el amor tampoco ese reto está más que completado.

Todo se centra principalmente en la interpretación de nuestra protagonista, quien es la encargada de sacar a flote toda la historia que la rodea a ella. Los momentos dramáticos, emotivos y tristes del film se elevan mucho más con la actuación de Antonella Saldicco. Además, el trabajo que hay detrás de todas estas escenas está muy bien logrado, dando lugar a que cada momento que presenta cierta carga de emociones en específico se pueda no solo entender de manera perfecta sino que también nos pueda llegar al corazón de los espectadores.

El largometraje además maneja bastante bien el tema de los recuerdos y vínculos que se fueron formando y que vuelven a aparecer al momento de mostrar el regreso a lugares que no visitamos hace años, o que justamente nos hagan recordar a la persona que hemos perdido. También se tiene lugar al tema de los reencuentros, donde tienen relación con los vínculos perdidos o los que se refuerzan, que hable unas líneas atrás.

Y la realidad es que el mensaje del film, además de ser sumamente desgarrador, es el hecho de que nunca se podrá superar la muerte de nuestros seres queridos, sino que debemos convivir con eso, digamos o no digamos el último adiós, es parte de la vida. Quiero agregar que los diferentes escenarios de la película, principalmente de la Patagonia, ayudan mucho a darle ese toque de nostalgia y melancolía que solo se potencian aun más con la presencia del elenco, pero por sobre todo del personaje principal. Y lo mismo sucede con la banda sonora, que logra hacernos conectar más con las diversas situaciones que van apareciendo.

La muerte no existe y el amor tampoco es un film que se destaca por ser perfectamente contada desde la nostalgia y el recuerdo, que perduran para siempre y que nos dejan marcados de por vida, cumplamos o no con nuestro deber de seguir adelante.

Calificación: 8 de 10

Ficha Técnica:

Título
La muerte no existe y el amor tampoco

Año
2019

País
Argentina

Director
Fernando Salem

Reparto
Justina Bustos, Romina Paula, Agustín Sullivan, Balthazar Murillo, Osmar Nuñez, Fabián Arenillas, Antonella Saldicco…

Género
Drama

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.