[CRÍTICA] ‘El stand de los besos 2’

El Stand de los Besos 2 es una película dirigida por Vince Marcello y protagonizada por Joey King, Jacob Elordi, Molly Ringwald, Maisie Richardson-Sellers, Joel Courtney, entre otros.

Crítica por Federico Martín Vargas

Dos años después de la primera parte estrenada en 2018 (y también en Netflix), la secuela de El Stand de los Besos por fin llegó a la plataforma. Literalmente todos vuelven, desde el director hasta casi todos los personajes secundarios y terciarios. ¿Todos ellos llegan a ser lo suficiente para aguantarlos una vez más (y por más tiempo en pantalla)? Hablemos de la película.

Partiendo desde el inicio, la segunda parte de The Kissing Booth es mucho mejor que la primera. ¿Por qué? Sencillamente porque su conflicto principal es mucho más lógico y menos exagerado (un poco menos) que el que se nos presenta en la primera película. Lamentablemente, este conflicto principal empieza a convertirse en una máquina generadora de más y más conflictos (más pequeños que el principal pero con importante conexión) que terminan resolviéndose a las apuradas en los últimos 15 minutos. Aún así, la presentación y el desarrollo de los mismos, sacando su respectiva resolución, está bien lograda.

Ahora, si nos tenemos que poner a hablar sobre el romance, la comedia y el drama que aborda The Kissing Booth 2, es mucho mayor que su antecesora, pero sin demasiadas pretensiones, logrando que el espectador sienta que ya vio esta historia mil veces en otras series y películas. Entonces, en este caso, el largometraje se siente como un chicle que se estiró demasiado (o mejor dicho lo suficiente) para que pueda llevarse a cabo y posteriormente ser estrenada.

Otra cosa que me gustaría destacar es el elenco, ya que si bien los personajes dentro de la ficción no son para nada originales y en cierta forma tampoco es que tengan un importante progreso de la primera parte a la segunda, los actores tienen mucha química entre ellos, absolutamente todos. Por ende, esto hace un poco más llevadero la historia, que valga la redundancia, en esta ocasión dura 130 minutos. Las nuevas adiciones al cast, como Taylor Zakhar Perez y Maisie Richardson-Sellers, también logran funcionar junto al elenco original, a pesar de que sus personajes quedan sin una resolución clara (y eso que tienen importancia en la historia).

En resumen, los que querían ver más sobre Elle, Noah y compañía después de la primera película, lo más probable es que disfruten The Kissing Booth 2 a pesar de sus notorios errores. En cambio, si viste la anterior y no te gustó, esta segunda parte no te va a llamar la atención ni en lo más mínimo, ya que además, no te estas perdiendo de mucho.

Calificación: 4/10

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.