[CRÍTICA] ‘Jetpack Joyride’ – Android / iOS / PS / Windows

Esta crítica no contiene spoilers

El 1 de septiembre de 2011 llegó la precuela de Monster Dash, otro juego para móviles que se estrenó un año antes. Jetpack Joyride es uno de los juegos más sencillos y adictivos de la Google Play y App Store. Ya veo por qué tantas descargas y tantos elogios.

El juego es de tipo scroll horizontal, donde manejamos a Barry Steakfries mientras recorre en su jetpack instalaciones de un laboratorio. Cada vez que juguemos podremos recolectar monedas, vehículos (que sirven como potenciadores) y regalos únicos para poder utilizarlos al finalizar cada partida o para comprar artículos en la tienda.

Como todos los juegos móviles de hoy en día, hay compras dentro de la app, pero no interesan mucho ni son tan necesarias para el juego ya que la gran mayoría se pueden adquirir comprándolos con las monedas que se gana en cada partida. Otro punto fuerte del juego es que tenemos una gran gama de trajes, mejoras de potenciadores y artículos especiales limitados para usar y comprar.

Esto no quiere decir que tampoco haya mucho para hacer, las misiones son sencillas y no hay un “modo historia” como tal, ni una profundidad necesaria para entender el motivo de por qué nuestro personaje roba un jetpack y atraviesa por un laboratorio sin fin. Es adictivo, es divertido y muy sencillo de jugar.

Calificación: 9/10

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *