[CRÍTICA] ‘Project Power’

Project Power es una película dirigida por Henry Joost y Ariel Schulman y protagonizada por Jamie Foxx, Joseph Gordon-Levitt, Dominique Fishback, Machine Gun Kelly, entre otros.

Crítica por Federico Martín Vargas

En una industria donde poco a poco nos estamos llenando de varias películas por año de superhéroes o del “género” en cuestión, nadie quiere quedarse atrás. ¿Hay una sobreexplotación de películas sobre superhéroes/superpoderes en Hollywood? Sin duda, y por eso mismo las ideas comienzan a escasear y todo se siente lo mismo: Mismas motivaciones de nuestros personajes principales, mismos villanos completamente acartonados, y una larga lista que no termina. ¿Nos tiene algo nuevo que ofrecer Project Power con respecto a las películas de Marvel, DC u otros largometrajes de este estilo? Para nada, pero no es tan mala como lo puede parecer.

La historia presentada en esta nueva producción de Netflix es completamente sencilla (con el propio tráiler contándote los detalles principales), y a su vez, totalmente predecible. Uno ya sabe el final que tendrán los buenos y los malos, acá nada cambia y la fórmula sigue siendo la misma. ¿Cuál es la diferencia aquí? Las pastillas y los superpoderes por 5 minutos (aunque parece que duran un poquito más en ciertas escenas, pero bueno, detalles menores). Eso sí, hay muy buenas escenas de acción, en las cuales Jamie Foxx se destaca bastante.

Hablando del elenco, el trío principal de Foxx, Gordon-Levitt y Fishback funciona, no al 100%, pero si lo suficiente para llevar adelante la película cuando ellos aparecen juntos en escena. Los demás no terminan importando mucho, no solo por su corto tiempo en pantalla o el motivo por el que están ahí, sino también por su pobre ejecución y desarrollo en el guion. Hace poco termine de verla y ya me olvidé de los villanos. Estos son los típicos “somos los malos porque queremos experimentar con las personas, llenarnos de dinero y dominar el mundo”, ¡Que buena idea! ¿Cómo no se me había ocurrido antes? Maldita sea.

¿Y qué podemos decir de los efectos especiales? Obviamente hay una gran mejora a través de los años en cuanto a la calidad visual de Netflix con sus películas de grandes presupuestos. A pesar de esto, Project Power no se siente de 100-200 millones de dólares, pero el trabajo de efectos es muy bueno, salvo por la escena de lucha final. No es terrible, pero se nota que hubo más trabajo en ciertas áreas y en otras faltó pulir un poco más.

¿Tiene Netflix una mina de oro con esta nueva película? No lo creo, pero sabiendo la popularidad de otras producciones como The Old Guard o Extraction, es posible que lleguemos a tener una segunda parte. ¿Lo merece? No lo creo, ya que su final es bastante cerrado, sin dejar ningún cabo suelto, pero quién sabe. Si te gusta la acción, ver a Jamie Foxx y Joseph Gordon-Levitt dar unas cuantas golpizas a los tipos rudos y una buena dosis de superpoderes, Project Power es para usted.

Calificación: 6/10

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.