Una palabra y un equipo: Cómo todo cobró vida trabajando juntos en ‘Somos.’ la nueva serie original de Netflix

La sala de escritores era única en sí misma. Los tres veníamos de diferentes disciplinas: James del cine, Fernanda de la literatura y yo de la televisión, pero creo que esta diversidad de perspectivas realmente enriqueció el proyecto.

Fernanda jugó un papel decisivo en la creación de los personajes. Siempre añadió a los personajes elementos humanizantes o manierismos que nos ayudaron a entenderlos.

– Monika Revilla (Guionista y coproductora ejecutiva)

En mi larga carrera he tenido la suerte de haber podido trabajar en muchos países, en muchas culturas e idiomas. Pero a mi edad, sumergirme en una nueva cultura, un nuevo idioma (¡uno que todavía estoy aprendiendo lenta y dolorosamente!), Y aprender de tantos colaboradores visionarios, es un regalo que no me tomé a la ligera. Llegó con una gran responsabilidad: escuchar y mantener siempre presentes las voces de las personas que conocí por primera vez en la conmovedora historia oral de Ginger Thompson sobre la masacre de Allende. Afortunadamente, nuestro equipo de redacción, incluido nuestra investigadora Maynné Córtes, aportó ese mismo sentido de responsabilidad a nuestra tarea. Nuestros días trabajando juntos en la Ciudad de México fueron duros pero valiosos, y había algo extraño en entrar a nuestra “sala de escritores” cada mañana y mirar todas las fichas, post-its, imágenes y mapas que cubrían las paredes, y verlos venir. a la vida en el tiempo como nuestros personajes y sus esperanzas y sueños.

– James Schamus (escritor, productor ejecutivo)

Una de las cosas que más disfruté de trabajar en este proyecto fue tener la oportunidad de conocer y colaborar con un equipo de personas increíblemente talentosas y, lo más importante, profundamente compasivas y generosas.

Creo que eso tuvo mucho que ver con James, quien siempre tuvo como prioridad involucrar en el proyecto a personas que tuvieran la conciencia y la compasión para contar una historia como “Somos”. James es alguien de quien he aprendido mucho, tanto a nivel profesional como personal. La forma en que trata de hacer que todos se sientan vistos e importantes, así como su inquebrantable apertura y empatía hacia otras visiones, narrativas y perspectivas, nutrieron el proyecto y a todas las personas involucradas con él.

– Maynné Cortés (Asistente de guionistas e investigación)

El elenco estaba formado principalmente por personas reales, muy diferentes a nuestro universo cinematográfico habitual, llenas de hermosa energía, muy humana, cálida y humilde. Creo que todos aprendimos cosas muy singulares de ellos.

– Agustín Vega (Asistente de vestuario)

Es inspirador presenciar el enfoque reflexivo y significativo con el que James aborda este difícil tema. Él enfatiza el aspecto compasivo del trabajo al construir un puente entre la historia y el elenco, incluidos actores profesionales y no profesionales. Este enfoque ha sido decisivo para lograr la facilidad con la que retrata a sus personajes profundamente complejos. Ha sido fascinante trabajar codo a codo con directores que están decididos y deseosos de avanzar con decisión. James incorpora su visión y conciencia para juntar matices, centrándose en los momentos más sutiles.

– Bernardo Velasco (Director de casting)

Trabajar junto a James es un privilegio y un placer. Es una persona bien hablada, obsesiva, perfeccionista, articulada y coherente que sabe lo que quiere y cómo armarlo. En cuanto al equipo mexicano, tuvimos dos grandes directores, Álvaro Curiel y Mariana Chenillo, acompañados de todos los departamentos de primer nivel del equipo. Todo era como una máquina bien engrasada. No fue un trabajo fácil: había muchas ubicaciones, un conjunto de actores no profesionales, al menos cuatro países involucrados en diferentes áreas que trabajaban con nosotros, y produjimos la mitad de la serie en medio de la pandemia. Pero creo sinceramente que todos hicieron un trabajo ejemplar a su manera. Y aparte de los contratiempos estándar de cualquier proyecto que experimentamos de vez en cuando, trabajamos muy bien juntos. Puedo decir que lo volvería a hacer con todos: nuestro fantástico editor, nuestro director de fotografía, el departamento de música, el equipo de posproducción, el departamento de vestuario, el departamento de arte, el sonido, el director de casting, nuestro planeador, maquillaje, gerentes de producción, son realmente un gran equipo.

– Sandra Solares (Productora ejecutiva)

El equipo de Somos. Fue el mejor equipo con el que he trabajado. Durante el desarrollo y preproducción de la serie, tenía un objetivo muy específico: alejarme lo más posible del rodaje real, dar espacio a todos para que vivan y respiren el proyecto sin sentir la necesidad de preguntar cuál es la mejor manera de resolver los problemas inevitables y las preguntas que surgen. Así que pude ser un observador y ver cómo el elenco y el equipo trabajaban con tanto respeto el uno por el otro, con casi una especie de ternura. Creo que ese espíritu realmente encuentra su camino en la pantalla. Es lo que más me enorgullece de la serie, que todos, desde los grips y los electricistas hasta los jefes creativos, sintieron el mismo sentido de misión.

– James Schamus (escritor, productor ejecutivo)

Uno de los bomberos que nos entrenó y nos acompañó como extra se volteó hacia mí, después de una larga y helada noche de trabajo, y dijo: “Pensé que esto iba a ser fácil como se ve en las películas, pero creo que prefiero ser bombero”.

– Everardo Arzate (Actor, “Chema”)

Aprendí muchas cosas de James, pero quizá la más significativa, es la generosidad como forma de liderazgo. Puedo pensar en pocas personas tan ocupadas como James, pero siempre encontró el tiempo para platicar con todos los miembros del cast y el crew, para enseñar cuando hacía falta o para un FaceTime rápido para ponernos al día. Así es como James creó un sentido de comunidad en torno a la serie que empujó a todos a hacer su mejor esfuerzo.

James tenía claro que quería que la serie se sintiera auténtica y, por lo mismo, era muy cuidadoso de no inadvertidamente americanizar la serie. Se notaba su experiencia, colaborando en películas de otros países, porque era extremadamente sensible a las diferencias culturales y, sobre todo, escuchaba.

El cuarto de escritores fue sui géneris. Los tres veníamos de disciplinas distintas: James del cine, Fernanda de la literatura y yo de la televisión, pero justamente creo que esa diversidad de puntos de vista alimentó el proyecto.

Fernanda fue clave para la creación de los personajes. Ella siempre aportaba el gesto o el hábito que los humanizaba, el toque final, que nos hacía comprenderlos.

Los escritores fuimos los primeros en empezar a trabajar en la serie, entonces para nosotros ha sido un proceso de casi tres años. Durante ese tiempo, James estuvo viniendo muy seguido a México, luego Fernanda y yo fuimos a Nueva York, y al final visitamos el set en Durango justo antes de que estallara la pandemia. Han sido muchas experiencias compartidas que, para mí, han trascendido a la serie.

– Monika Revilla (escritora y coproductora ejecutiva)

Fue un gran desafío trabajar con los actores no profesionales porque muchas técnicas en las que nos apoyamos los profesionales tenían que ser desprendidas, tengo un gran respeto por la forma en que los no profesionales se relacionaron con sus personajes y sus escenas, lo que sin duda fue un gran experiencia de aprendizaje para todos nosotros.

– Everardo Arzate (Actor, “Chema”)

Fue un verdadero privilegio colaborar con James Schamus, con mi colega Monika Revilla y con el equipo entero de esta serie. Esta fue mi primera experiencia en una sala de escritores, y debo decir que quedé asombrada por la dedicación, la disciplina y el entusiasmo con el que James nos dirigió para crear el guion de Somos. y darle vida a este peculiar universo. Me siento muy agradecida con James y con Netflix por esta oportunidad para probarme en el equipo de escritura. Creo que todos en mi generación hemos soñado alguna vez con estar detrás del guion de alguna serie o película, y este sueño se hizo realidad gracias a que James confió en mis capacidades como novelista y cronista de la realidad mexicana. Es una experiencia que me ha dejado con muchos aprendizajes, creativos y técnicos, pero también personales, pues James es un líder inspirador, un creador genuinamente interesado en México, en sus historias y sus problemas, y una de las personas más generosas que he conocido.

– Fernanda Melchor (Escritora y Co-productora ejecutiva)

Fue un desafío tremendo, nada fácil. Volver a contar esta historia es un compromiso. Se trata de entender la dinámica social de un pueblo del norte de México, que por su frontera con Estados Unidos está a la vanguardia del narcotráfico. James siempre tuvo una estética clara, con referencias visuales específicas tomadas de elementos de la vida real, representando así la vida cotidiana en un estilo documental.

– Ana Solares (Diseñadora de producción)

James siempre tuvo como prioridad involucrar a personas en el proyecto que tuvieran la conciencia y la compasión para contar una historia como Somos. James es alguien de quien he aprendido mucho, tanto a nivel profesional como personal. La forma en que trata de hacer que todos se sientan vistos e importantes, así como su inquebrantable apertura y empatía hacia otras visiones, narrativas y perspectivas, nutrieron el proyecto y a todas las personas involucradas con él.

– Maynné Cortés (Asistente de guionistas e investigación)

Cuando estás cómodamente sentado en tu zona de confort, no puede haber desafío más importante que trabajar para James Schamus: un amante empedernido del cine y un escritor que crea solemnemente universos complejos que tratan de la muerte, desafiando todos los clichés. Su trabajo es un tour de force, una clase magistral y un verdadero arte. Es un productor de Hollywood que ha decidido enfrentarse al sistema. James se reinventa y te invita a acompañarlo en esta aventura, seleccionando cuidadosamente al mejor grupo de técnicos y creativos que puede encontrar en un país de rica tradición cinematográfica.

– Álvaro Curiel (Director)

El domingo 8 de marzo de 2020 fue el Día Internacional de la Mujer, un día marcado por marchas y manifestaciones en todo México, incluso en Durango, donde estaba trabajando el elenco y el equipo de la serie.

Al día siguiente, 9 de marzo, se convocó un paro nacional de mujeres.

Durante la preproducción, tuve la mayor pérdida de mi vida, la muerte de mi hermana, provocada por un feminicidio. Durante la manifestación del 8 de marzo, toda la tripulación se unió a la causa, hicimos camisetas con su nombre que todos usaron, durante todo el día. Todos marchamos por justicia para ella en las calles de Durango. Cada vez que lo pienso, mis ojos se llenan de lágrimas, no tengo palabras para agradecer a todos por ese maravilloso gesto.

– Agustín Vega (Asistente de vestuario)

Cuando las mujeres no se presentaron a trabajar, los hombres se dieron cuenta de lo mucho que se las necesitaban y me gustó que esta producción hiciera un esfuerzo por apoyar la causa.

– Agustín “Tyson” Rodríguez (Conductor)

Un día que para mí fue inolvidable fue el que tuvo lugar durante el Día Internacional de la Mujer… El poder de su ausencia hizo que todas estuvieran más presentes.

– Everardo Arzate (Actor, “Chema”)

Cuando la pandemia llegó a Durango, los realizadores se dieron cuenta de que la única decisión responsable era cerrar la producción, sin saber cuándo, si es que alguna vez, podrían regresar para terminar la serie.

Después de meses de planeación detallada, Somos. reanudó la producción en agosto de 2020, y el equipo se adhirió a estrictos protocolos de salud que hicieron que la experiencia de filmar fuera aún más ardua y desafiante.

La pandemia congeló el tiempo y tuvimos que trabajar en la serie durante muchos más meses de lo planeado inicialmente. Y, para mí, el proceso de preparación y filmación del proyecto fue una bendición y una estrella polar en medio de la agitación general de 2020. Fue mucho más fácil comenzar a comprender y procesar los cambios que hemos experimentado como sociedad sabiendo que, a pesar de todo, nuestro trabajo como narradores sigue siendo esencial, necesario y posible.

– Mariana Chenillo (Directora)

Mientras estábamos filmando, comenzamos a escuchar rumores de una pandemia, pero se sentía muy lejos de nosotros. Pero en marzo [2020] se suspendió el rodaje y todos nos fuimos a casa, porque era imposible seguir grabando con seguridad en esas condiciones. La emergencia fue muy real.

– Salvador Montenegro (Actor, “Silverio”)

A medida que avanzaba la producción, la pandemia recién llegaba a México, y pronto se detectó un caso en Durango, donde estábamos filmando, lo que provocó una especie de miedo e incertidumbre sobre lo que podría suceder y si podríamos completar nuestro trabajo.

– Clementina Guadarrama (Actor, “Lupita”)

Cuando finalmente reanudamos, todos los protocolos y medidas que tuvimos que tomar fueron como vivir en una película, mientras filmamos una serie. Fue impactante. Covid 19 cambió nuestras vidas.

– Salvador Montenegro (Actor, “Silverio”)

“El plan fantasma” para el viaje final en nuestra última semana de rodaje parecía particularmente imposible, tuvimos que dividirnos en tres unidades reducidas, una era la unidad avanzada y las otras dos grababan mientras viajabamos a Torreón. Estábamos en medio de la pandemia, cada movimiento tenía que ser pensado cuidadosamente, pero fue maravilloso experimentar cómo todos estaban colaborando y ayudando para que el equipo de producción lo resolviera, todo transcurrió sin problemas. Fue impresionante sentir la confianza y la forma en que todos estábamos sincronizados con las mejores intenciones. Ver a 250 tripulantes trabajar con tanta precisión en esas duras condiciones habla del amor que todos sentimos por este proyecto.

– Alexa Aroesty (Jefe de producción)

Fuente: Notas de Producción ‘Somos.’ de Netflix 2021.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.