[RESEÑA] ‘Miranda, de Viernes a Lunes’ (2024)

Review de ‘Miranda de Viernes a Lunespor @ninaenwonderland

María Victoria Menis nos trae esta nueva historia titulada Miranda, de Viernes a Lunes, protagonizada por Inés Estévez, ubicada temporalmente en Argentina del 2016, cuando la ola feminista estaba en su punto más alto porque decidimos no callarnos más.

Miranda (Inés Estévez) es una madre divorciada con dos hijas, profesora de literatura, que sale el viernes del colegio donde trabaja habiendo defendido la denuncia de parte de las alumnas sobre los abusos sufridos en la institución. En su fin de semana Miranda comienza a destrabar cosas de su pasado, su relación con su madre y sus hijas se transforma y desea volver a una vieja profesión que dejó, ser cantante de una banda.

“Me llamó mucho la atención la posibilidad de la gente joven de abrir puertas a un montón de mujeres a concientizar su pasado donde tuvieron también momentos jodidos, momentos de acoso y les abrieron la puerta a la memoria.” Cuenta Victoria Menis en la conferencia de prensa que se inspiró en la historia de unas chicas del Nacional Buenos Aires que cuando les entregaron el diploma contaron los abusos que sufrieron en la vida escolar. Que para ella fue un momento que le interpeló muchísimo ya que le abrió los ojos a situaciones que ella misma vivió.

Miranda cuenta la historia de esta generación del medio, mujeres que son tanto hijas como madres. Cuenta su proceso de deconstrucción, de entender su pasado, entender a sus padres para también poder estar para sus hijos. Y al mismo tiempo son las personas que sostienen a la familia, Miranda trata a los padres a veces como si fueran sus hijos, mientras que sus hijas demandan de ella que las trate como las adultas que se están convirtiendo. Y en ese proceso de independización de sus hijas, ella intenta encontrar su lugar, no como hija ni como madre, sino como mujer, con deseos y sueños que no pueden seguir esperando.

Es una historia muy sincera que cuenta la crudeza de la sociedad desde un lugar más sutil, la crudeza no necesariamente se encuentra siempre en la violencia explícita, sino que a veces pasa por pequeñas cosas que a veces son más difíciles de registrar, cómo la ausencia de algo. Miranda crió a sus hijas casi sola, un poco también repitiendo el patrón de su madre y a veces, por ser la que está presente, también es la que recibe los golpes y carga con los pesos.

Toda la película está acompañada por música, canciones de artistas como Fabiana Cantilo y Celeste Carballo, que cuentan un poco del pasado musical de la protagonista. Un pasado que dejó atrás y a la vez está presente en su vida todo el tiempo, porque cuenta que en realidad el pasado nunca nos deja sino que lo podemos transformar en nuestro presente.

En conclusión, Miranda, de Viernes a Lunes es una historia hermosa capaz de interpelar a tres generaciones de mujeres, abuelas, madres e hijas. Una historia de transformación, porque, así como las chicas en 2016 empezamos a hablar y no nos callamos más, uno también es capaz de transformar su realidad de la manera que la desee, en cualquier momento de su vida, nunca es demasiado tarde.

¿Sos un apasionado del cine y las series? ¡Encontrá tu comunidad en PeliPlat! 🍿🎬 Unite a través de este enlace y sumate a la conversación sobre tus películas y series favoritas.