[REVIEW] ‘Godzilla y Kong: El Nuevo Imperio’ (2024)

Review de Godzilla y Kong: El Nuevo Imperio por @cinema.by.lai

Luego de una primera parte que causó bastante revuelo en su audiencia ya que presentaba un enfrentamiento entre estas dos criaturas, llega Godzilla y Kong: el Nuevo Imperio, una secuela dirigida por Adam Wingard, que profundiza un poco más en el origen de estos titanes.

En esta nueva entrega, Godzilla y Kong se enfrentan a una amenaza colosal escondida en lo profundo del planeta, que desafía su propia existencia y la supervivencia de la raza humana.

Originalmente, el problema que tiene Godzilla y Kong: el Nuevo Imperio surge desde su argumento, el cual no plantea una trama puntual ni ningún tipo de objetivo a cumplir a futuro como para que la película se ponga en acción y tenga algo que contar, dejando la trama completamente a la deriva para que la conveniencia la ayude a tener una historia decente.

Aunque se parte de una base totalmente indeterminada en la que no se sabe que se va a mostrar, el guión de Godzilla y Kong: el Nuevo Imperio muestra una exigencia bastante particular para que este funcione de manera correcta. Probando en establecer un esquema en el que se divide el filme en dos partes: una primera mitad en la que se busca obtener toda la información necesaria para funcionar para poder pasar a la segunda mitad en la que se aplican todos esos conocimientos para tener una resolución interesante. Lamentablemente, esto no termina siendo favorable para el desarrollo ya que no lo saben ejecutar bien por la falta de nueva información que no se sepa de antemano ni ningún misterio que descoloque a su audiencia desde el minuto uno, sino que lo ejecutan de una manera muy predecible.

godzilla kong nuero imperio 3292888

El problema empieza cuando la cinta piensa que sus dos horas de duración pueden sobrevivir únicamente a base de las peleas y las ocurrencias de estos dos titanes sin ningún hilo narrativo de por medio, problema que hace que todas las escenas relacionadas con los personajes humanos se noten vacías, descuidadas y causen un gran desequilibrio y cobren muy poca relevancia en relación a las escenas de los kaijus. Es como si la cinta se aburriera de sí misma y tenga que recurrir a las escenas de acción para distraerse un poco. Básicamente, la presencia de los humanos en esta cinta solo funciona para quedar bien con su público por una forzada inclusión de mensaje sobre la familia y la aceptación, mensaje que igualmente es bastante correcto y agradable pero que no contiene el suficiente tiempo en pantalla como para encantar del todo.

Por otro lado, esta secuela no se siente del todo innovadora dentro de la categoría kaiju ya que decide irse por el camino seguro y en vez de sumar elementos que aporten epicidad a la historia y/o a las batallas de estos dos protagonistas para despegarse un poco de su predecesora, termina sumando un tono bizarro y caricaturesco de comedia que no es del todo verosímil con este universo.

Finalmente, Godzilla y Kong: el Nuevo Imperio se resume como una película completamente vacía e inoperante que lo único que promete es ver unas épicas peleas entre estos dos titanes, pero que hasta termina fallando con eso por no conocerse a sí misma ni a sus límites, lo que la lleva a exigirse mucho, repetir fórmulas, sumar elementos demás y mostrarlo como si fuera algo novedoso en el género. 

Calificación: 3/10