[34° Mar del Plata Film Fest] Crítica de ‘La Fiesta Silenciosa’

La Fiesta Silenciosa es una película co producida entre Argentina y Brasil dirigida por Diego Fried y escrita por Nicolás Gueilburt, Diego Fried y Luz Orlando Brennan. Está protagonizada por Jazmín Stuart, Gerardo Romano, Lautaro Bettoni, Esteban Bigliardi, Gastón Cocchiarale, entre otros.

Crítica por Federico Martín Vargas

La Fiesta Silenciosa sin dudas es de las mayores sorpresas de la última edición del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata. La película de Diego Fried es un thriller que una vez que empieza nos va a dejar impactados hasta el último plano del film. La introducción a los personajes es corta y concisa, tenemos que saber lo necesario para adentrarnos en el contexto sobre lo que vamos a ver. El conflicto se presenta rápido y es ahí cuando La Fiesta Silenciosa se transforma en un frenesí que nos va a dejar los pelos de punta.

Violenta, horrorosa y bastante sangrienta por momentos, La Fiesta Silenciosa no es parecido a ese cine B que muchos quizás estén acostumbrados, en donde se pueden encontrar tramas similares entre si salvo una resolución distinta. Por ende, esta película se diferencia de las demás por sus personajes, sobre todo el de Jazmín Stuart, que es el mejor del film. En este tipo de películas, la o el protagonista principal siempre tiene que tomar coraje y enfrentarse codo a codo con los problemas que se le van presentando en el camino. Pero con Stuart no es solo tomar coraje, sino demostrar que su personaje también puede entrar en el juego y ser mucho pero que los “antagonistas” del largometraje.

Gerardo Romano y Esteban Bigliardi también se destacan bastante, sobre todo por estar en una gran mayoría de escenas juntos o acompañando a Jazmín. El resto del reparto tampoco decae, aunque hay algunas actuaciones que son mucho más creíbles que otras, ya que a fin de cuentas, estamos en un thriller de tensión constante. Entonces, esa ambientación que juega mucho con la trama, los personajes también potencian eso, otros más otros menos, realmente todos hacen un gran trabajo.

Otra cosa que quiero felicitar es la utilización de la música en el film. Desde el inicio podemos suponer que gracias a lo que se oye de fondo, nos estamos metiendo poco a poco en algo mucho más que una fiesta previa a un casamiento y lograr unos “últimos preparativos”.

En resumen, La Fiesta Silenciosa es un thriller que mantiene la tensión desde el principio hasta el final que además potencia a uno de los mejores clímax de los últimos años de este género en Argentina, y que gracias a su protagonista principal tenemos un magnifico uso de la violencia presente.

Calificación: 8/10

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.